viernes, 9 de febrero de 2018

Julio Cortázar, Rayuela

Julio Cortázar, Rayuela, Tablero de dirección.

Antes de comenzar el libro en si mismo. Hay un tablero que indica como seguir la lectura.Cito: "El primer libro se deja leer en forma corriente (...)".
"El segundo libro se deja leer empezando por el capítulo 73 y siguiendo luego en el orden que se indica al pie de cada capítulo. En caso de confusión u olvido, bastará consultar la lista siguiente:
73-1-2-116-3-84 (....)"

Si bien no hay cita del libro siendo que es GENIAL, quise quedarme en el tablero. Porque pensaba acerca  de las historias personales de la vida de cada persona. 
Cada uno tiene un libro que llenar. Y que obligadamente aveces los capítulos se nos pierden, se desdibujan. Aquel que haya hecho terapia alguna vez, sabrá lo que digo. Es frecuente encontrarse parado frente a un episodio que no puede recordar. Y vuelve a la foto, a llamar a la madre, hermano, hermana, tía, etc. Que nos recuerde como fue. Quien era cada personaje de nuestra historia. Y una empieza con las conclusiones; la  abuela de la abuela venia de... se había casado con tal o cual. Los primos casados casi que pasan al anonimato, no se sabe si por vergüenza o exilio familiar. Obvio, siempre en la narración aparece " Él era medio raro" y uno se queda pensando.. El termino raro a que refiere ?. o la frase "nunca se supo bien". Después aparecen todos los sentimientos que se pueden escuchar. Amor, tristeza, celos, felicidad, traición, avaricia, melancólico, romántico, angustia, simpatía, bueno, malo. Etc...
 Acá comparto un capítulo de mí vida.

Pensemos:¿ Que historia tenes difusa todavía?¿Si existio, quien fue el familiar que la aclaro?¿ Cuales fueron los sentimientos que más has escuchado en tú familia? Hace una lista, si pesa más los sentimientos negativos. No decaigas, la historia que sigue es tuya. tenes tiempo de cambiarla! Noelia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario