viernes, 11 de mayo de 2012

La desesperación del ser.

Salvador Dalí, Cito:

" A los tres años quería ser cocinero, a los cinco Napoleón, ahora quiero ser Salvador Dalí y cuando mas me acerco a él, él, mas huye de mi".
En la infancia uno tiene el deseo de ser aquello en lo que se representa, en la adultez uno se encuentra siendo un montón de cosas que están dentro de las que se esperaban y otro tanto inconclusas.

Pero, que pasa con el ser propiamente dicho, es evidente que mucho pasa, por lo menos en Argentina; somos consumidores masivos de terapias psicológicas, cualquiera sea la corriente. Hoy en día las ideologías Orientales son explotadas al máximo, los "guru" que dicho sea de paso no son Orientales en su mayoría, es decir llega a nosotros con cierta distorsión la ideología , reparten sabiduría, control mental, relax espiritual, etc,etc.

No podemos negar que sean terapias o ideologías a los seres humanos nos hacen bien y ese no es el punto en cuestión, que no preste a confusión, todo lo que nos reconforte el ser es productivo y grato para cualquiera.

El tema fundamental es que el ser humano no para jamás de querer encontrarse con uno mismo, no es resolver el pasado, o tener mas o menor espiritualidad; es que me pasa, quien soy, por que soy así y no de tal manera, y en ultima instancia soy esto y no puedo ser, ni se, ser de otra manera.
Pensemos:¿ Cuantas veces nos hemos planteado el tema de porque soy así?¿Cuanto dinero llevo invertido en encontrarme?¿busco encontrarme para mi propio ser o para el medio que me rodea?

10 comentarios:

  1. Hace tiempo que me encontré.
    Y me acepté.
    Con todo lo bueno y todo lo malo.
    Creo que maduré.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Esa es la parte inevitable, cuando aprendemos casi, que nos estamos yendo; igual vale siempre la pena encontrarse. Como siempre un placer toro, y gracias por compartir tus pensamientos!! abrazos!

    ResponderEliminar
  3. Me alegra mucho que te gustara el pastel de mandarina, el arroz con leche seguro que tambien ..... bueno , eso espero .... jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que están por arrancar las vacaciones de invierno;me voy a desquitar haciendo unas ricas recetas tuyas, después te cuento!

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Muchas gracias Giancarlo, un buen fin de semana, abrazos.

      Eliminar
  5. Muchísimas veces, aunque nunca he tenido tanta curiosidad como para ir al psicólogo. Sí he leído mucha bibliografía y luego novelas. Eso es lo que me ha ayudado en realidad, hombres y mujeres contemporáneos ficticios que se enfrentan a situaciones reales. También ayuda la química y el vino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que gran verdad los seres humanos nos ayudamos entre nosotros a reconfortarnos, aunque también en ciertos casos nos destruyan. y si el vino es un aliciente fantástico. Gracias por compartir tus experiencias, abrazos.

      Eliminar
  6. Vaya, que casualidad! justo el otro día nos dio por recordar a mi hermano lo que desde bien pequeño queríamos ser de mayor y lo que hoy en dia somos, la verdad es que fue bonito recordarlo, y algo gracioso al recordar que todo aquel deseo quedo lejos de la actualidad.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Unai por contarme tus anécdotas, el rememorar se convierte en algo mágico cuando se da entre dos personas que se aman. Abrazos.

      Eliminar