domingo, 12 de julio de 2015

Moliére: El enfermo imaginario

Jean-Baptiste Poquelin, más conocido como Moliére: Libro El enfermo imaginario, Acto primero, escena primera, pág17, Ed Bureau, S.A. Bs As.1999.


El enfermo imaginario convive con nosotros todos los días y casi se podría decir en casi todas las generaciones. 
El enfermo ha mutado. Ha pasado de la levantina a los baños de spa, se puede ver cumpleaños temáticos en niñas desde a ocho años en adelante invitar a sus amiguitas a estas catarsis de estrés "en niños" Santo cielos!!!

Jarabes para la tos que no son más que simples mezclas silvestres que cualquiera puede preparar en su casa, pero comprarlas? son carísimos!! porque lo hacemos?

Lavativa, ni hablemos, las hay en todas sus formas. Pastillas, chicles, yogures con propagandas que son, poco estéticas; y además incentivaban a otras enfermedades aún peores! bueno ni hablemos, el tema es sumamente serio y alarmante. Así que es mejor dejarlo en manos de los especialistas.

Lo que en una época fue teatro cómico, irónico, se ha convertido en película en  3D. Todos tienen miedo a enfermar sin estar enfermos por las "dudas". Se come "mejor" se tiene una calidad de vida "mejor".
No se, realmente habría que preguntarle a las comunidades realmente longevas en todas sus generaciones, que podría ser apropiado o inapropiado?.
Tal vez no sean, los cuidados relacionados a la forma de vida. Si no la vida que elegimos vivir todos los día. Si vivimos de modo estresante difícilmente haya un estilo de conducta que lo aminore.
Y lo más complejo es que todos hemos caído en esta época de tragedia y terrible ironía.


Pensemos: ¿Qué hacemos cada día por estar saludables?¿ Como nos alejamos del estrés?¿  Como desearíamos que fuera nuestra vida?.   NOELIA.



No hay comentarios:

Publicar un comentario