lunes, 11 de febrero de 2013

"Abismos Oscuros"


Ernesto Sabato, Sobre héroes y tumbas, pág. 98, cito:

“Con tristeza volvió a pensar que lo separaba de ella abismos oscuros y que probablemente siempre lo separarían”

En la cultura Órfica, la traslación del alma extasiada busca transportarse y residir en otro cuerpo.

Esta necesidad humana tan antigua, no ha cambiado mucho hoy en día.


Los hombres tienen el deseo de saber que está pasando internamente con la mente del amor tan querido.

“Abismos oscuros” abra siempre, incluso entre la mente de uno mismo, las confusiones humanas son producto de esas indecisiones, luchas internas, que se dan entre el querer y el deber del querer.


“Abismos oscuros” son los imposibles de explicar, porque son vivencias, sentimientos, qué se encuentran apresados en los recovecos de la materia gris. Y estos mismos tienen explicación para uno mismo y no para el otro que pretende o hace el esfuerzo en entender.


“Abismos oscuros” nos separan entre los hombres y justamente eso no es una negación, por el contrario, es la supervivencia intima del alma en su estado más puro.


Pensemos:¿Por qué queremos estar en los pensamientos de los otros? ¿Un momento en la vida de mucha confusión? ¿Qué cosas son las que nos motivan a estar pendiente del otro o los otros?